Muchos son los estudios hechos acerca de cómo comenzó la relación entre los perros y los hombres.

Se acepta que la relación entre el hombre y los cánidos salvajes pudo haber empezado en pleno Pleistoceno, hace unos 40.000 años, pero solo se tiene certeza definitiva e irrevocable, en los restos fósiles encontrados en yacimientos de Israel, Irak y Jericó, datados en unos 14.000 años atrás. Correspondían a individuos con un tamaño intermedio entre el lobo y el chacal dorado. Por ello, en la ultima glaciación (hace unos 10.000 años), ya estaba bien asentado y establecida la relación entre el hombre y los cánidos. También se han encontrado yacimientos con huesos de Homo erectus y Canis lupus (China, hace unos 450.000 años),  aunque esta asociación se considera puntual por ocupación casual de la misma cueva.

Durante el Mesolítico, ya había grupos bien definidos y diferenciados de perros. En principio a estos grupos (inostranzai, matris-optimae, intermedius y palustris) se les atribuyo el origen de distintos tipos de razas, aunque hay muchas teorías sobre esto.

Para la especie humana el Paleolítico supone unos cambios importantes en su tipo de vida, ya fabricaban útiles de piedra muy eficaces.
La controversia entre carroñero y cazador va desapareciendo a medida que pasa el tiempo. Sin duda el hombre se va especializando en la caza y la recolección de alimentos, posteriormente al asentarse comenzara con la agricultura.



Se piensa que la relación de las dos especies comienza en la etapa de cazador-recolector en la que el hombre fue mejorando sus técnicas de caza.
El hombre al igual que el lobo es un gran predador por lo que no es difícil de imaginar la ayuda que aportaría el seguirse para aprender las técnicas de caza de ambas especies.



Seguramente los hombres viendo la eficacia con la que cazaban estos animales comenzaron a adoptar crías de canidos para posteriormente ir domesticando. Es importante añadir que cuanto más social sea el cánido mejor adaptación tendría en la comunidad del hombre.
Si esta unión fue casual o premeditada,  nos es desconocido pero lo que esta claro es que la unión existió y paulatinamente origino un nuevo animal: Canis familiaris (perro domestico).

Actualmente la teoría mas aceptada (Lorenz, Fox, Schenkel, Corbet, Newscome…) es la de que el principal ancestro del perro domestico es el lobo.

Cánidos y hombres

El hombre  a lo largo de su existencia ha domesticado preferentemente a animales que exhibieran algún tipo de comportamiento social. El lobo además de su fortaleza física y su gran capacidad de adaptación a diferentes medios, en manada vive con una estructura social perfectamente elaborada. Dentro de cada familia, existe un macho dominante denominado “Alfa”, este será el responsable del bienestar de los suyos. También existe una hembra dominante y solo ella se apareará con este macho.
Los miembros que formen cada camada dependerán generalmente de la comida disponible y del terreno a ocupar. Como hemos dicho, dado que son animales sociales, el hombre no tuvo demasiados problemas en comenzar a domesticar a estos animales.

DESCUBRIENDO LAS HABILIDADES CANINAS

Tal y como hemos visto, la relación comenzó cuando el hombre fue consciente de las cualidades que poseían los canidos.

Dejemos a un lado los lobos y comencemos con la verdadera historia del perro actual.

En la antigüedad el hombre comenzó a cruzar diferentes canidos, ante la búsqueda de individuos que pudieran ayudarnos en diversas tareas. De este modo empezaron a producirse diversas razas, morfológica y temperamentalmente distintas.


En la actualidad hay aproximadamente 400 razas reconocidas, divididas por grupos.

Podemos hablar de razas o individuos pero lo que tenemos claro es que el perro nos ha prestado a lo largo de la historia su ayuda incondicional.

Muchos son los beneficios obtenidos. No olvidemos que los perros tienen algunas cualidades mas desarrolladas que las nuestras como por ejemplo el olfato.

¿Cómo debiéramos aplicar tales cualidades?

Los perros no solo son capaces de detectar cualquier objeto, sino que gracias a un desarrollado sentido olfativo, son capaces de detectar estados de ánimo tales como la alegría, la pena, el desánimo o incluso anticipar posibles enfermedades o síntomas antes que nosotros.
Son capaces de interactuar en grupo porque son animales sociales y una vez sea posible el entendimiento podremos enseñar a nuestros perros casi cualquier cosa.

No olvidemos que los animales representan un papel importante en nuestras vidas.

En muchas ocasiones podemos escuchar como los propietarios afirman que a sus perros solo les falta hablar. Los animales hablan, pero esta de nuestra mano el saber interpretar su lenguaje de señales.

Las personas que conviven con un perro y se muestran interesadas por comprender a una especie diferente a la suya, descubren las posibilidades que les ofrece esa vida en común.

Cabe destacar que las personas necesitamos interactuar con el ambiente que nos rodea porqué también somos seres sociales.

Cuando un perrito llega a casa todos nos volcamos en sus cuidados porque de algún modo también tenemos un sentido protector. Con ello nos sentimos reconfortados. Nos gusta formar parte de ese bienestar.

Las personas que tienen perros salen mas a la calle y con ello aumentan sus relaciones sociales. Acercarse a un grupo de gente es más fácil cuando se tiene algo en común y en este caso es una mascota. El parque, un lugar de encuentro dónde los perros juegan y hacen ejercicio y sus dueños intercambian experiencias y comparten opiniones diariamente.

Al tener un animal se adquiere una responsabilidad y una rutina necesaria.

Muchas personas que viven solas deciden tener un perro para que les haga compañía. Podría parecer algo indiferente pero a los humanos no nos gusta la soledad y en general es positivo que realicemos actividades. El cuidado de un animal nos lleva varias horas al día en las cuales estamos entretenidos aprendiendo cada vez más de nuestro nuevo amigo.

Es importante la seguridad que proporciona un perro a personas que viven solas. Está demostrado, que las personas que comparten sus vidas con un perro sufren menos afecciones nerviosas y coronarias.

Sin duda el deporte aporta numerosos beneficios para la salud. En España existen actividades deportivas que podemos compartir con nuestros perros aumentando la calidad de vida de ambos.

LAS ACTIVIDADES DE “EL PERRO DE AYUDA SOCIAL”

Perro Guía
Perro de asistencia a discapacitados físicos
Perro de terapia
Perro de rescate
El perro escucha para personas sordas

Es por ello por lo que tenemos el gusto de presentar el proyecto del trabajo para formar un perro escucha para personas sordas pasando a continuación a desarrollar el programa.
 

Formaté como criador canino profesional. ¡Curso online!

Apúntate hoy mismo en la escuela canina de la FAC, formaté como criador canino profesional. Cursos online y presencial. Estudia desde tu casa a tu ritmo, examinate cuando estés preparado.

¡Prepárate para cumplir la nueva normativa!

Curso de crianza canina